La incredulidad (Mensajes de confrontación)

 "El que en Él cree, no está condenado, pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del Unigénito Hijo de Dios" Jn. 3:18

 

Introducción

Dios dice que el que quiera vivir piadosamente sufrirá persecución; pero también es cierto que la cantidad de problemas que le pueden estar aconteciendo a una persona no necesariamente son por su piedad, sino porque cuando tuvo que tomar una decisión, aunque posiblemente escuchó lo que Dios le decía al respecto, no le creyó y siguió sus propios razonamientos o los de otros.

Te ruego, si te confrontas con este sencillo documento de análisis, que seas realmente sincero, que no te engañes ni trates de engañar a nadie, responde lo que creas en lo íntimo de tu corazón y estés viviendo.

 

1. Aunque todos venimos a este mundo con la ley grabada en el corazón, y las cosas creadas nos muestran que Dios es real, la incredulidad conduce a negar la existencia de Dios. Si bien solo los ateos niegan directamente la existencia de Dios, multitudes que externamente no lo niegan y hasta dicen amarle, allá en lo íntimo de sus vidas dudan si en realidad existe o no el Creador. Leer Ro. 1:18-21; 2:14-15; Sal 53:1

a. Lee He. 11:6 y responde: Aunque has escuchado la Palabra de Dios durante mucho tiempo, medita bien, ¿realmente crees que Dios existe? ¿Tienes dudas al respecto? R: ________________________________

b. Lee He. 11:24-27 Por la forma en que vives tanto en la vida pública como privada, ¿podrías decir que vives mirando al invisible? ¿Experimentas temor cuando piensas, hablas o haces algo malo sabiendo que Dios está ahí? R:_______________________________

 

2. Aunque todos queremos después de la muerte estar gozando de una eternidad con Dios, la incredulidad conduce a que rechacemos de plano la única fuente de salvación. Ro. 10:1-4; Hch. 4:11-12; 1 Co. 1:18

a. Lee He. 10:12-18 y responde: aunque durante mucho tiempo has escuchado que Jesús es la única fuente de salvación, ¿en realidad confías absolutamente en Él para entrar en la presencia de Dios? R:_________________

b. Lee Ro. 9:16; Jer. 17:5-6. Si no estás seguro de que Cristo sea la única fuente de salvación, ¿en quiénes o en qué estás confiando para darte la salvación? R: ___________________________

 

3. La incredulidad no deja que las personas aprecien la paciencia de Dios, hace que piensen que Dios es lento o que duden de la venida del Señor.
Leer 2 P. 3:3-11

a. Lee Mt. 24:44-51; 25:31-46; Ro. 2:1-11 y constesta. ¿Crees realmente que Cristo va a regresar y que le va a dar la salvación a cada uno teniendo en cuenta el resultado del estado de su naturaleza? R:_____________

b. Lee 2 Ti. 4:8 ¿Anhelas y esperas con amor la venida de Jesús? R:___________________________

 

4. Aunque todos queremos alcanzar la victoria, la incredulidad en el Señor alimenta la cobardía conduciéndonos a ver como inalcanzable ese objetivo. Muestra a los enemigos como gigantes invencibles y no nos deja apreciar el infinito poder de Dios ni su fidelidad.
Los israelitas cayeron en esta trampa y les costó cuarenta años en el desierto y la vida de toda una generación. Leer Nm. 13:26-14:35

a. Lee 2 Co. 2:14-17 y contesta: Dios nos ordena predicar el evangelio a toda criatura. Esta no es labor de unos cuantos hermanos, es labor de la iglesia en pleno. ¿Crees que Dios respalda esta privilegiada labor y que tú eres uno de los llamados a trabajar en ese cometido? R:__________________________

b. Lee 1 Co. 9:16; 1 P. 2:9; Mt. 10:32-33. Si no estás predicando el evangelio, ¿qué te impide hacerlo? R:_____________________________________

 

5. Aunque todos deseamos tener un sustento, la incredulidad nos lleva a desconocer y a no aceptar la forma como Dios dice que tenemos que actuar. Siempre nos conduce a violar los mandamientos de la ley de Dios para cumplir tal fin. Lee Mt. 6:25-32 y contesta:

a. ¿Crees realmente que Dios te puede sustentar, que no necesitas pecar contra su ley para suplir tus necesidades, que Él te proporcionaría un banquete aunque estés en el más árido desierto? R:______________________________________________

b. Lee Lc. 14:25-33. ¿Qué te ha impedido si estás pecando, confiar en Dios para que supla tus necesidades? R?______________________________________________

c. Lee Pr. 15:16-17. ¿Gozas de paz por la forma como estás obteniendo tu sustento y el de tu familia? R:______________________________________________

 

6. La incredulidad nos conduce a que cada actividad grande o pequeña que hacemos diariamente sea controlada por las emociones, intereses carnales, filosofías mundanas, entre otras.

a. Lee 1 S.15:23 y contesta. ¿Por qué Saúl fue desechado? R:___________________________

b. Lee 1 R. 11:37-38; 12:25-33. ¿Por qué Jeroboam terminó creando su propia religión? R:____________________________________

c. Lee Mt. 26:30-35, 69-75. ¿Por qué Pedro terminó negando a Jesús?
R:_______________________________________

 

7. En sentido general, la incredulidad conduce a que la persona se guie por sus propios intereses para hacerle la vida un desastre, y no por la fe que le daría una vida en el Señor.
Lee Ap. 21:8

a. ¿Cuál crees que será el lugar de los incrédulos? R:___________________________

 

Conclusión
"Porque por fe andamos, no por vista;...por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables" 2 Co. 5:7-9

Volver