El diccionario define altruismo como: “Diligencia en buscar el bien ajeno, aun a costa del propio.” El perfecto cumplimiento de esta virtud se da en nuestro Señor Jesucristo. A su vez, todos aquellos que somos parte de su cuerpo, por ser hechos conforme a su imagen, tenemos la responsabilidad de imitarlo. Las Escrituras dicen: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo...” Fil. 2:5-8 También dice: “Ninguno busque su propio bien, sino el del otro” 1 Co. 10:24, y “...estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo” Fil. 2:3, y “...a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos” Mt. 5:41

De otra parte, el diccionario también define egoísmo, de lo cual dice: “Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás” Esta es la característica de los que están separados de Cristo, no importa cuán religiosos sean. La Escritura dice de ellos: “Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús” Fil. 2:21 Por último, evaluando bien su vida, y sin engañarse, ¿cuál de los dos tipos de persona es?

Volver