El reproductor requiere que JavaScript esté activado.

Mi cuerpo es la casa de Dios

1. Colocar las manitos en forma de casa cuando cante:
"Mi cuerpo es la casa de Dios"

2. Señalar con el dedito hacia su cuerpito cuando cante:
"En mí Él vino a morar"

3. Colocar su dedito en la cabecita cuando cante:
"Todo lo que pienso"

4. Estirar las manitas al frente y mover los deditos cuando cante:
"Todo lo que hago"

5. Levantar la manito derecha hacia el cielo cuando cante:
"Debe a Él agradar"

 

Cantar dos veces

Volver