El sacrificio de los impíos es abominación a Jehová; mas la oración de los rectos es su gozo” Pr. 15:8

Algunas de las oraciones que el Señor abomina son las siguientes:

1. Las oraciones hechas a seres creados. Dado que la oración es una forma de adoración, y solo se debe adorar a Dios, entonces orar a seres creados es hacer de ellos un dios. Ro. 1:25

2. Las oraciones que se hacen en el nombre de algo o alguien diferente a Cristo. Fue Cristo quien con su sacrificio perfecto se hizo el único camino, el único mediador entre Dios y los hombres. Jn. 14:6; 1 Ti. 2:5; Heb. 4:14-16; 10:14

3. Las que son solo repeticiones mecánicas, es decir, rezos. Mt. 6:7

4. Las oraciones hechas para ser vistos por los hombres. Mt. 6:5

5. Las oraciones hechas para exaltarse delante de Dios. Lc. 18:9-14

6. Las oraciones que hacen los que quieren seguir viviendo en pecado. Pr. 28:9

7. Las oraciones que se hacen para ser satisfechos en los deseos de la carne. Stg. 4:1-10

8. Las oraciones que se hacen cuando se ve que el hacha de la ira de Dios se acerca, luego de haber despreciado los continuos y bondadosos llamados de Dios al arrepentimiento durante toda la vida. Sal. 18:41; Pr. 1:20-30; Mt. 25:1-13

Volver