• 613 1524
  • 311 279 0577
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Triste y doloroso final

una rosa, aún en la planta, muriendo, como símbolo de un final triste.

Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena Palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y cayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo, para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndolo al vituperio.” Hebreos 6:4-6 (Foto: matressa/pixabay)

 

 

El texto no está hablando de aquellas caídas que el cristiano, por descuido, por dejar de velar y orar, al ser asaltado por la tentación cae en ella y sufre las consecuencias temporales.

No está hablando, pues, de que si una persona que ha recibido la salvación, que ha experimentado el nuevo nacimiento y ha sido purificada de las obras muertas con la sangre de Cristo para servir al Dios vivo, se pueda perder, pueda volver a morir espiritualmente.

¿De quién está hablando entonces?

Está hablando de aquellos que han escuchado la verdad, convivido con el pueblo de Dios, y que por influencia de ese ambiente en donde el Espíritu Santo trabaja, tales personas aprenden las doctrinas y son guardados de muchas maldades del mundo, incluso externamente participan de todas las actividades propias de la iglesia (cantan, oran, leen la Biblia, memorizan versículos, incluso pueden llegar hasta enseñar y compartir el evangelio a otros), pero no son nacidos de nuevo y aunque han escuchado muchas veces sobre la imperiosa necesidad del arrepentimiento y la conversión, no lo experimentaron. Para ellos la santidad es una carga y no un motivo de felicidad. No son siervos de la justicia como los que han sido unidos a Jesús, son esclavos del pecado. Están con el pueblo de Dios, pero su corazón está con los del mundo, aunque aparenten que no.

Finalmente, como su pecado está dentro de ellos, como vino nuevo en odres viejos, no resisten su hipocresía y explotan lanzándose al mundo, en donde ahora se sienten libres, se sienten cómodos, no se sienten morir por dentro como David cuando pecó, ni como Pedro que lloró amargamente luego de negar a Jesús, ¡No! Estos se sienten felices como la puerca recién bañada volviendo al cieno a revolcarse.

Estos son los que llegan a engrosar las listas de los Caín, de los Esaú, de los Coré, de los Absalón, de los Judas, de los Demas, y de los demás profetas falsos de la historia.
Que triste y doloroso final.


Increíble, Raúl sí se animó a ir a las reuniones, [ ... ]

Histori...Leer más...
Un mal sueño

“y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aun [ ... ]

Palabra...Leer más...
Triste y doloroso final

“Porque es imposible que los que una vez fueron [ ... ]

VariosLeer más...

Raúl, el canibal, le preguntó a Moisés sobre cómo [ ... ]

Histori...Leer más...
¿Conoces a Leviatán?

"Nadie hay tan osado que lo despierte; ¿Quién, pues, [ ... ]

Palabra...Leer más...

IconSchedule5

Información de contacto:
Sede Norte:
carrera 67 # 175-60, Bogotá D.C.,
cel. 311 279 0577, ver más
Sede Alborada:
calle 97 # 68 F - 96, Bogotá D.C.,
613 15 24 - info @ iglesiacristianagraciayamor.org, ver más

 

 
 

IconSchedule3

Horario de los servicios principales:
Escuela dominical Domingo 10:00 a.m. - 10:45 a.m.
Culto principal Domingo 11:00 a.m. - 12:10 p.m.
Estudio Bíblico Domingo 4:00 p.m. - 5:00 p.m.
Reunión de oración (Norte) Miércoles 7:00 p.m. - 8:00 p.m
Reunión de oración (Alborada) Jueves 7:00 p.m. - 8:00 p.m.

IconLinks1

Destinos más populares:

Inicio la página inicial de este portal web
Sermones, colección de los sermones predicados en esta iglesia
Radio, disfrute la programación de la emisora de la iglesia
Estudios de la Palabra de Dios, libres
Artículos evangelísticos y de la vida cristiana en general
Audios, colección de audios de temas variados

 

© 2022 Iglesia Cristiana Gracia y Amor. All Rights Reserved.