La naturaleza de la redención que Cristo obró

No fue por otra cosa juntamente con su sacrificio, sino con el sacrificio mismo, y no fue con el sacrificio de otro, sino con el de sí mismo. Fue suficiente y final. Fue “una sola vez”. (Foto: Laura Bernhardt/Flickr)

 

Versión completa en pdf (3 páginas) 

DescargarBoton2

Volver