La voluntad del hombre versus la voluntad de Dios

No todos están dispuestos a aceptar que Dios soberanamente aplica su obra salvadora a quien Él quiere y que al sujeto a quien Dios aplica esta obra no puede de ninguna manera resistirse a la misma. (Foto: Tjpytheas/flickr)

 

Versión completa en pdf (3 páginas) 

DescargarBoton2

Volver