CrezcamosComoCristianos

Y, ¿cuál sistema podemos usar para estudiar la Biblia? (Foto: Jack Amick/Flickr)

 

Versión completa en pdf (3 páginas) 

DescargarBoton2

 

¿Cuál sistema usamos para estudiar la Biblia?

1. Estudiemos toda la Biblia (la palabra de Dios)
a. Conozcamos las divisiones de la Biblia.
b. Conozcamos los tiempos de la historia sagrada.
c. Conozcamos el propósito de la Biblia como un todo.
d. Conozcamos las enseñanzas principales de la Biblia.

(Para lo anterior, es valioso el estudio del programa Avance Bíblico, y la lectura de los libros sobre estos temas. Al final de estas lecciones, adjuntamos una explicación de lo que es Avance Bíblico.)

2. Estudiemos cada libro de la Biblia.
(Estudiemos cada libro a la luz de todos los otros, es decir, en el contexto de la Biblia entera.)

a. Hagamos la lectura repetidas de cada libro.
b. Sepamos qué tipo de literatura tiene cada libro.
c. Sepamos el tema de cada libro.
d. Sepamos los propósitos y la ocasión de cada libro.
e. Sepamos cuales son las divisiones de cada libro.
f. Sepamos quién es el autor de cada libro.
g. Sepamos en qué fecha sucedió y fue escrito cada libro.

Nuevamente, para ayudar en este estudio de cada libro, es de mucha ayuda el programa Avance Bíblico y otros libros.

3. Estudiemos cada parte de cada libro de la Biblia.
(Hagamos esto teniendo en cuenta el mensaje general del libro en que se encuentra.)

Estudiemos división por división, o párrafo por párrafo, con lecturas repetidas de cada uno.

- Entendamos las palabras.
- Prestemos atención a cada frase en atención con los demás, mirando cuales son las principales y cuáles son las secundarias.
- Hagamos caso de las palabras de transición entre una frase y otra.

He aquí a continuación, algunas preguntas que ayudan para analizar cada aparte.

A. ¿Qué hay? ¿Qué dice?
Que nos hagamos las preguntas en cuanto al contenido del aparte que estudiamos. Estas preguntas son las siguientes: ¿quién? ¿Qué? ¿Por qué? ¿Cuando? ¿Hasta cuándo? ¿Dónde? ¿Cuánto? ¿Cómo? ¿Cuál?
Es decir, contestando esta primera pregunta, ¿Que hay?, buscamos sacar con ella un resumen breve del contenido, y después, si hay tiempo, un resumen con más detalle.

B. ¿Qué me dice?
Para responder a esta pregunta, que nos hagamos otras como las siguientes:
- ¿Hay alguna verdad en cuanto a Dios (Padre, Hijo, Espíritu Santo) que debe impactar mi conducta?
- ¿Hay alguna enseñanza que necesito en cuanto a la salvación por medio de Cristo?
- ¿Hay algún mandamiento que debo obedecer?
- ¿Hay algún pecado o error que debo evitar?
- ¿Hay alguna promesa que debo reclamar?
- ¿Hay alguna amenaza a la cual debo prestar atención?
- ¿Hay una oración que podría hacer a Dios?
- ¿Hay alguna virtud o cualidad que debo aumentar? (amor, gozo, paz, paciencia, bondad, honestidad, etc.)
- ¿Hay algún ejemplo que debo seguir?
- ¿Hay un mal ejemplo que debo evitar?

C. ¿Qué voy a hacer?
(A la luz de lo que he estudiado)
Esta pregunta me obliga a llevar la enseñanza bíblica a la práctica. Sin esto, la comunión con Dios no produce el cambio que Dios quiere.

Volver