Para qué debo aprender a leer - 10

José nos enseña hoy que la Biblia es la única, suficiente y completa revelación de Dios para nuestros días, por eso es importante que la leamos. (imagen: clker)

¡Incluye página para colorear!

 

 

Por qué debemos aprender a leer, 10

Clic en la imagen para descargar la página para colorear.

 

Versículo de referencia:

Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro. Apocalipsis 22:18-19

 

 

¿Para qué debo aprender a leer? José y los niños de la escuela - 10


José en la visita anterior le enseñó a los niños que ellos debían aprender a leer para leer la Biblia porque es por medio de las Escrituras que nuestras almas son alimentadas con el pan vivo que bajó del cielo, que es nuestro Señor Jesucristo. ¿Cuál será la otra razón que José le enseñará a los niños para que lean la biblia? Escuchemos con atención.

“Niños buenos días.” Saludó José. “Buenos días José.” Respondieron los niños. José dijo: “Niños, existen muchísimas razones por las cuales los niños, los adolescentes, los jóvenes, los adultos debemos leer la Biblia, pero hoy, aunque no es la última visita que les hago, si Dios quiere, si les voy a enseñar la última razón por las cuales ustedes deben aprender a leer para leer la Biblia.”

“Niños, ¿ustedes han escuchado a personas que dicen cosas como las siguientes: “El señor me habló anoche”, “Jesús se me presentó cuando yo estaba en el río lavando la ropa,” “El Señor me dijo que le dijera lo siguiente, ¿y otras cosas como esas?” Daniela dijo: “José, mi tía dice que a una amiga de ella Dios le ha hablado, y que ella dice que así como Dios le habló en sueños a José, como se le presentó a Moisés y a muchos otros así hoy él también se presenta.” José le pregunto: “¿Y tú que crees?” Daniela dijo: “¿No sé?” “¿Y ustedes que piensan niños?” Ningún niño respondió, y el profesor Leonel, quien estaba muy atento, en su pensamiento dijo: “Ah yo hace tiempo quiero saber esto,” José dijo: “Eso es lo que hoy vamos a saber, pero antes de ello, vamos a cantar nuestro himno, Gozo me da la palabra leer.

Todos de pie. Cinco niños felices están, sonrisas bonitas sus rostros tendrán. Se paran contentos para cantar,...
1. “Gozo me da la palabra leer; cosas preciosas allí puedo ver, y sobre todo que el gran Redentor es de los niños el tierno Pastor.”
Coro: “Con alegría yo cantaré al Redentor, tierno pastor, que en el calvario por mi murió, sí, sí, por mi murió.”
2. “me ama Jesús, pues por mí El murió, y de su amor a los niños habló; dejad que vengan los niños a mí, para salvarlos mi sangre vertí.”
3. “Si alguien pregunta que como lo se; “busca a Jesús, pecador”, le diré; “Por su palabra que tienes aquí, puedes saber que te ama a ti” “Se sientan quieticos para escuchar… pueden sentarse niños.”

José, abriendo su Biblia dijo: “Niños, cuando ustedes lean la Biblia van a notar que desde el primer libro, llamado Génesis, hasta el último que se llama Apocalipsis, Dios habló con los hombres de muchas maneras. Con Adán y Eva habló cara a cara, con José habló mediante sueños, a Ezequiel le habló por visiones, a los pastores que vieron a Jesús luego de haber nacido les habló por medio de unos ángeles, a Juan el apóstol le reveló con visiones, personificaciones, ángeles el Apocalipsis. Mas la forma como más Dios se acercó a los hombres fue cuando Él tomó un cuerpo humano al venir para salvar a personas como nosotros. Pero, ¿Dios se comunica, habla con los seres humanos de la misma forma? ¿Será cierto lo que dice la amiga de la tía de Daniela? Quiero leerles lo que dice Dios en el último libro de la Biblia, en el apocalipsis, ya finalizando el libro. Quiero que le pongan mucha atención Ap. 22:18-19 “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” Niños, si escucharon atentamente, podrán notar que no se puede añadir nada a lo que Dios dejó escrito en la Biblia, pero tampoco se le puede quitar. Escuchen atentamente lo que les voy a decir, si Dios después de haber escrito el Apocalipsis le siguiera hablando a los hombres como lo hacía antes, por sueños, visiones, apariciones de ángeles o personificaciones de Él mismo, entonces Él le estuviera añadiendo o aumentando a lo que El dijo, a la Biblia. Niños, pero Dios no es hombre para que mienta, Él no muda, Él no nos dice hoy una cosa y mañana nos dice otra contraria. Ay mis amados niños, los que creen en visiones, sueños, revelaciones para el día de hoy deberían leer estos textos continuamente y temer, temer porque Dios dice que esto trae condenación. Niños, el mundo está mal porque la mayoría de las personas creen en cosas que la Biblia no enseña. La mayoría no quiere aceptar que todo lo que Dios quiere que sepamos y creamos está completamente en la Biblia. Esta es otra razón por la cual ustedes deben aprender a leer para leer la Biblia, porque ella es la única, suficiente y completa revelación de Dios para nuestros días.”

Daniela, que estaba muy atenta, preguntó: “José, ¿entonces la amiga de mi tía está mintiendo?” El profesor Leonel dijo: “Tengo un amigo que me asegura que vio a Jesús, ¿cómo explicar esa experiencia sobrenatural si la tuvo?” José dijo: “Sarita, profesor, niños, cuando una persona dice que ha experimentado una visión, un sueño, una revelación, como Dios dice que no se puede aumentar a lo que Él ya dijo, entonces puede estar ocurriendo dos cosas: 1) puede ser que la persona está mintiendo para engañar a los demás haciéndose ver como alguien iluminado por Dios. 2) En caso de que si haya vivido la experiencia sobrenatural, dicha persona está siendo engañada por Satanás, es él quien le está haciendo vivir tal experiencia. A Satanás, con tal de engañar, no le importa presentarse como si fuera Jesús, o el Padre, o el Espíritu Santo, o como un ángel del Señor; a ese ser maléfico se le debe todas esas apariciones en el día de hoy, además de las supuestas apariciones de María, de los apóstoles o de cualquier persona con la cual él pueda engañar. Para hacer más creíble sus revelaciones aparentemente de Dios, muchas de las cosas que anuncia por medio del que ha engañado se cumplen, y son tan convincentes sus señales que puede engañar si fuese posible a los escogidos de Dios. Escuchen lo que dice Dt. 13:1-3 “Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: vamos en pos de dioses ajenos que no conocisteis y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni a tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amas a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma.” y Mt. 24:24 dice: “Porque se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible a los escogidos.” Con todo ello y muchas otras cosas más Satanás ha buscado alejar a las personas de la Biblia como la única revelación de Dios para nuestros días, pero lo hace de tal manera que las personas creen que están creyendo en el verdadero Dios cuando en realidad están creyendo en uno que solo en apariencia es el verdadero. ¿Pueden notar el peligro de creer en cosas ajenas a la Biblia, niños? Pero también pueden notar el amor de Dios para nosotros al dejarnos la Biblia completa para que creyendo sólo en ella no seamos engañados. Ahora les pregunto a todos: ¿por qué razón ustedes, según lo que hoy escucharon, deben aprender a leer para leer la Biblia? Entonces Andrés Felipe dijo: Ah, porque ella es la única palabra de Dios en el día de hoy, ¿verdad, José? José dijo: ciertísimo, Andrés Felipe. Entonces niños, es Biblia, y solo Biblia. En la próxima clase, si Dios lo permite haremos un resumen de las razones por las cuales ustedes deben aprender a leer para leer la Biblia. Entonces les pido, que las mediten, para que me ayuden en el repaso. ¿Están de acuerdo? Sííí, respondieron los niños. José, luego de cantar el himno se despidió de los niños, y en la puerta de la escuela el profesor Leonel lo estaba esperando. Y, ¿saben qué le dijo? José, nunca había visto la absoluta importancia de la Biblia para nuestra vida espiritual, sabe, yo pensaba que uno podía creer en Dios, sin necesidad de la Biblia, pero hoy me doy cuenta de que sin la Biblia no podemos creer en Dios de la manera correcta, quedó bien claro para mí que la Biblia es la única palabra de Dios para nuestros días, que ya no hay más revelaciones de parte de Dios y que todas aquellas que ocurren son de origen diabólico, gracias José; en estos más de dos meses, con lo que Dios le ha permitido enseñar, han sido en lo que más he podido ver la necesidad de Dios, por ello desde hoy, voy a leer la Biblia con toda atención, buen retorno para su casa, y le esperamos en la próxima semana. José regresó a su casa muy contento y clamando a Dios para que él trabajara en el corazón de los niños, para que ellos comprendieran que la Biblia es la única palabra de Dios para hoy, y ustedes niños, que me están escuchando, ¿creen que la Biblia es la única Palabra de Dios para hoy? Un abracito, para todos.

 

- ♦ -

Volver