Si yo muriera 

Clic en la imagen para descargar la página para colorear.

Lección:

Jesús subió al cielo y algún día volverá, por eso lo esperamos. ¡Sí que seremos felices cuando nos encontremos con Él en las nubes! Pero es posible que ya no estemos vivos cuando Jesús venga. Los ancianos mueren, y eso también pasa a veces con los pequeños. Los apóstoles esperaban la venida de Jesús, y oraban para que Él viniera pronto, pero murieron antes. Dios decidió que así era mejor, y tal vez lo sea también para nosotros. Cuando morimos, nuestros cuerpos son enterrados en un cementerio, y si somos hijos de Dios, ¡nuestras almas van al cielo, donde gozaremos de nuestro Dios para siempre! Con la venida de Jesús Él nos dará otra vez un cuerpo, pero uno nuevo y mejorado. Muchísimos hijos de Dios han muerto, y sus almas están en el cielo con Jesús. Están felices allá; y están esperando ese maravilloso día cuando Jesús les dará cuerpos nuevos.

El apóstol Pablo, cuando era anciano, le escribió una carta a su amigo Timoteo, contándole que sabía que pronto moriría, y además le decía que quería irse. Y, ¿sabes por qué? Porque quería estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor que cualquier cosa que podamos imaginar. Aunque Dios nos ha dado cosas muy hermosas en este mundo, como nuestra familia, nuestros amigos, y todo lo que tenemos alrededor, el ir al cielo y estar con Jesús es muchísimo mejor. Así que no debemos tener miedo a morir. Si somos hijos de Dios, iremos al cielo y veremos a nuestro amado Salvador.

Referencia bíblica: Romanos 8:14-19. Versículo de referencia: Filipenses 1:23.

Instrucciones:

Se imprime el archivo, y los niños colorean libremente la imagen.


 
Volver